Arte,Desarrollo,Investigación

Madrid y Sevilla, centro del comercio internacional de pigmentos y colorantes en el siglo XVII

Imagen de portada: https://news.fiar

Rocío Bruquetas, conservadora restauradora del Museo de América.
Pigmentos laca en la pintura de la Edad Moderna. El comercio entre dos mundos.
Webinar Los pigmentos laca en pintura y policromía: historia, comercio, manufactura y aplicación.
3 y 4 de noviembre de 2020.

Desde finales del siglo XIII hasta el segundo década del XVI, el poder creciente de los turcos otomanos extendió el área de su control político hasta sus posesiones, que se extendía de norte a sur a través del Levante, desde las estepas rusas al desierto sudanés. Las tierras turcas llegaron así a interceptar todas las grandes rutas que en la antigüedad y en la Edad Media habían soportado el comercio entre Oriente y Occidente. Cuando el control turco se fortaleció, la mayor parte del comercio directo entre Europa y Asia tuvo que buscar nuevas rutas. Esto llevó a Cristóbal Colón a explorar el mundo desconocido con el fin inicial de establecer una nueva ruta hacia Asia.  De esta manera, Venecia, que había monopolizado el comercio de especiería, verá cómo los circuitos comer­ciales se empe­zarán a debilitar en el siglo XVI ante esta amenaza turca en el Mediterráneo, y las nuevas rutas conducirán a una mayor diversificación en el comercio de especiería.

Así pues, y la primera y “vibrante” econonomía -tradicionalmente se ha tenido como una verdad inamovible que la habida entre Londres y Nueva York fue siempre la genuina actividad comercial- , pero la ruta comercial entre Hispanoamérica y China existió, y su comienzo marcó el inicio no solo de una forma exitosa de hacer economía inclusiva y colaborativa, sino el comienzo de una nueva era, la de la Edad Moderna. La magnitud de esta actividad trajo para el mundo hispano y asiático un intercambio económico y cultural, que puso las bases para la primera moneda global, cuya potencia y validez son las bases del dólar actual. En el centro de esta gran ruta marítima, la más extensa jamás conocida, estaba la primera gran urbe la «ciudad mundial», la actual Ciudad de México. El establecimiento de la conocida línea mercantil, la desarrollada por el Galeón de Manila o la Nao de China, estuvo en funcionamiento 250 años uniendo España y la América española con China y el resto de Asia. Los intercambios económicos y culturales promovidos por este evento sin parangón hasta entonces, ha sido llamado la “ruta de la plata”.

España en su camino hacia Poniente, hacia el Oeste cruzando el océano Atlántico, creará el mercado que abastecerá a Europa con productos ameri­canos. Entre ellos, los utilizados en pintura como las lacas, nos explica Rocío Bruquetas, conservadora restauradora del Museo de América. La autora con motivo del Webinar “Los pigmentos laca en pintura y policromía: historia, comercio, manufactura y aplicación”, promovido por el Instituto del Patrimonio Cultural de España, adscrito a la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura y Deporte, nos muestra en su conferencia como este comercio entre dos mundos provee de pigmentos laca como la cochinilla, a los artistas españoles y europeos de la Edad Moderna.

Bibliografía

Gordon, Peter, Morales, Juan José (2022). La plata y el Pacífico China, Hispanoamérica y el nacimiento de la globalización, 1565-1815. Madrid: Ediciones Siruela.

Bruquetas, Rocío (2010) Colores de artificio: comercio y producción en España hasta 1800. Instituto del Patrimonio Cultural de España. Disponible en https://www.researchgate.net/publication/291878340_Colores_de_artificio_Comercio_y_produccion_en_Espana_hasta_1800 (18/07/2022).

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.