Arte,Investigación

Pervivencia de la ideología egipcia del león en la emblemática de Hieroglyphica de Horapolo. Cuatro emblemas de leones.

Imagen de portada: eric combeau 

Figura 1. Jean Cousin?, Hieroglyphica, siglo XVI, grabados xilográficos, «El coraje» (Jeroglífico I), «Temible» (Jeroglífico IV), «Fuerza física» (Jeroglífico II), «Vigilancia» (Jeroglífico III).

Horapolo trata de desentrañar el significado ya perdido de los jeroglíficos egipcios en su obra Hieroglyphica, y si bien este trabajo no es de tipo lingüístico, el autor acierta a recoger algunos comportamientos característicos del león utilizados ya en el Egipto antiguo. Dicha tradición egipcia preserva algunas ideas referidas al poder o a la fuerza del león y las vincula al monarca, una asociación que pervive y llega hasta el período moderno. El objetivo de este estudio es ver cómo estos significados se desarrollan desde lo pagano hacia lo cristiano a través de Hieroglyphica, un proceso a lo largo del tiempo que promueve, además, la creación de otros significados como la valentía o la vigilancia, unas ideas que serán muy apreciadas en el nuevo hombre cristiano –entendiendo «hombre» en el sentido taxonómico del término.

Palabras clave: Horapolo, Hieroglyphica, emblemas, león, ideología egipcia.

Al desaparecer los monjes que atienden los templos en Egipto, como los de Esna y Filae, debido al cierre de los templos ptolemaico-romanos en los siglos i-iv d. C., se pierde la habilidad de escribir en lengua egipcia, por lo que desaparece el referente de esta escritura antigua, cosa que favorece, por otra parte, el surgimiento de cierta aura de misterio alrededor de los jeroglíficos. Sin embargo, Horapolo (siglo iv d. C.)a través de Hieroglyphica,1 una obra escrita en el siglo v, se propone el objetivo de desentrañar el verdadero significado de los jeroglíficos apoyándose en elementos como animales o vegetales, con el fin de evidenciar a través de ellos, los significados que estarían ocultos a los no iniciados, como explica el emblemista Sambucus (1564). A partir de una serie de comentarios basados en estas cosas, el autor crea sus emblemas que terminan participando del misterio y del secretismo asociados a la escritura egipcia. A estos comentarios se les incorporará en el Renacimiento unos grabados xilográficos cuyo autor podría ser el grabador francés Jean Cousin (1536?-1594?), dando lugar a la Hieroglyphica tal y como la conocemos hoy. La obra, sin embargo, va a experimentar numerosas reediciones ilustradas por otros artistas como Durero, quien probable-mente realiza las imágenes de la edición latina del año 1512, como afirma Panofsky, quien además va a analizar posteriormente la obra de Horapolo. Hieroglyphica y su hermetismo llegan a ser muy apreciados por los huma-nistas8 logrando una gran difusión durante el Renacimiento, en un contexto de Egiptomanía en el que los monumentos propiamente egipcios y de inspiración egipcia inundan Roma. Pero el «Egyptian revival» no solo es el gusto por el coleccionismo de objetos egipcios, sino también, y como demuestra el cardenal Bembo, es el interés por los jeroglíficos y su antigüedad, cuyo origen es previo a la civilización griega. En efecto, el discurso cristiano se envuelve de iconografía pagana…

Para leer más pinche en el enlace

https://www.e-revistes.uji.es/index.php/potestas/issue/view/376/196

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.