Arte,Investigación

Freud, los egipcios y el origen de la religión. Parte2

Foto de cabecera: https://palabrasenelmalpeis.wordpress.com/2016/08/10/el-animal-divino/

El núcleo de la religión

En este sentido, la domesticación animal y la compresión de sus rutinas, habilidades y fortalezas contribuye a reducir este temor. El inicio de la dominación sobre el resto de especies parece atestiguarse por primera vez en el yacimiento de Gobekli Tepe (Peters y Schmidt, 2004, pp. 179-218), a través de unas representaciones antropomorfas en unas grandes piedras talladas. La apariencia conceptual de los personajes allí grabados parece evidenciar el dominio humano recién estrenado sobre los animales también representados allí, lo que anuncia la inminente reducción del temor a la fauna. Los humanos se proclaman como los dominadores absolutos de los animales, y los incorporan al panteón de dioses para venerarlos, pero no ya sólo como centro de sus temores, que empieza a reducirse, sino también como extensión de sus propias habilidades y destrezas de las que carecen como simples humanos 2.

Desde la perspectiva filosófico-materialista, esto supone el fin de la Fase Primaria de la religión, y el comienzo de la Fase Secundaria (Bueno, 1985). En esta segunda etapa, sintomática es la profusión exacerbada de dioses y diosas, mitad humanos, mitad animales. Ya en los albores de la tercera fase, la existencia en Egipto de zoológicos y granjas (Erman, 1894, p. 243), así como el rito de la momificación animal, siguen recordando la supremacía humana sobre los animales, pero también suponen el agotamiento de un panteón egipcio repleto de figuras zoomórficas y mezclas zoo-antropomórficas, como atestigua la ingente cantidad de ibis sacrificados para el culto (Ikram, 2012, pp. 41-48), práctica que aumenta hacia finales de la historia egipcia, y que se acentúa en época romana (Smelik y Hemelrijk, 1984; Bowman, 1996, pp. 175-202), no como reafirmación del rito momificatorio, sino como último coletazo antes de desaparecer.

2. Los griegos pronto empezaron a hablar de la virtud como “aquello que debe ser”, como explican Giovanni Reale y Dario Antisieri en Historia del pensamiento científico y filosófico (Reale y Antisieri 1991, p. 70), en donde exponen entre otras coas, que los animales tienen virtud en tanto que hacen lo que deben hacer, un hecho que los egipcios utilizaron para representar otras habilidades de los dioses, más allá de las humanas.

Referencias

PETERS, J.: y SCHMIDT, K.: «Animals in the symbolic world of Pre-Pottery Neolithic Göbekli Tepe, south-eastern Turkey: a preliminary assessment», Anthropozoologica, 2004, v. 39, n. 1, pp. 179-218. Extraído de http://sciencepress.mnhn.fr/sites/default/files/articles/pdf/az2004n1a13.pdf (10/7/2017).

BUENO, G.: El animal divino: ensayo de una filosofía materialista de la religión. Oviedo. Pentalfa, 1985.

ERMAN, A.: Life in ancient Egypt. London. Macmillan London, 1894

IKRAM, S.: «An Eternal Aviary: Bird Mummies from Ancient Egypt», en Between Heaven and Earth: Birds in Ancient Egypt, Chicago. Oriental Institute Museum Publications (OIMP), 2012, pp.41-48.

SMELIK, K.A.D. y HEMELRIJK, E.A.: Who Knows Not what Monsters Demented Egypt Worships?: Opinions on Egyptian Animal Worship in Antiquity as Part of the Ancient Conception of Egypt. Berlín.
De Gruyter, 1984.

BOWMAN, A.K.: Egypt After the Pharaohs, 332 BC-AD 642: From Alexander to the Arab Conquest. Los Ángeles. University of California Press, 1996.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.