Arte,Digitalización,Innovación,Investigación

Imaginar en movimiento las figuras rupestres. Un ave en el desierto

Imagen de cabecera cortesia de Proyecto TAMANART. Arte y prehistoria en el Sur de Marruecos.
Grupo de investigación de la UNED en colaboración con el Centre National du Patrimoine Rupestre (Agadir) en el Sur de Marruecos.

Animación: Maria Isabel Hdez. Figueroa

La importancia del arte rupestre en general no es sólo una cuestión de estética, es sobre todo una cuestión relativa a la expansión de la racionalidad humana donde se conjugan operaciones manuales y cognitivas de gran calado. Por ejemplo, a través de las pinturas o los grabados, se conmensuran o se compatibilizan dos magnitudes propias de los sistemas bidimensionales en principio incompatibles, como son los largos y los anchos para conceptualizar elementos tridimensionales de la realidad. Cuando el artista logra conceptualizar en el plano un objeto real, de alguna manera ha conseguido una fórmula que supone el éxito gráfico de una representación. Así, el arte rupestre representa el éxito de una serie de representaciones que van a componer la visualidad y los sistemas lógicos gráficos que van a estructurar un universo simbólico que no es preexistente, sino resultado del trabajo las técnicas planas de representación. De esta manera, dicho universo simbólico va construyéndose gradualmente en función del aumento gradual de la complejidad gráfica.

En esta animación proponemos el posible comportamiento de un ave que en grupo o en solitario pudo picotear el suelo, quizás en busca de alimento. Según Allen Sibley, picar el suelo es una estrategia de alimentación utilizado normalmente para capturar artrópodos que se desplazan. Este comportamiento nos puede referir a la presencia de fuentes de alimentación en la zona picoteada (2009: 608).

Es posible indagar acerca del arte rupestre con la ayuda de la técnica de la animación, porque permite reconstruir algunos de los mecanismos gráficos que utilizaron los antiguos artistas del Paleolítico. Estos artistas extrajeron de la naturaleza algunas de sus leyes para posteriormente plasmarlas en dibujos. Utilizar la técnica gráfica como método de análisis permite entender las figuras como pudieron ser concebidas por aquellos dibujantes. En este sentido, la animación, si bien es una transformación digital, no pretende alterar el significado de la escena grabada en la roca o en la pared de las cuevas, sino aportar más datos utilizando una recreación simulada que profundice en las imágenes que fueron recogidas por el valor que pudieron tener para el grupo humano que las crearon. La reinterpretación digital supone el estudio de algunos elementos que componen la imagen como son las figuras y su comportamiento, el tipo de movimiento, el objetivo del dinamismo simulado, así como otros elementos del entorno.

Bibliografía

Sibley, D. A. 2009 The Sibley Guide to Bird Life and Behavior: New York.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.